El Barco del Exilio: proyecto colaborativo, intercentros, interdisciplinar e interniveles

Nacho Gallardo @profenacho08 y yo llevamos hablando de esto unas cuantas semanas. Ya era hora de compartirlo en la mesa común. He aquí el boceto de “El Barco del Exilio”, comenzando por una mera guía de viaje,

De inicio, unas breves notas:

– Proyecto colaborativo por vocación, que será tanto más provechoso cuantos más centros participen, mayor diversidad de niveles y grupos, buena relación entre materias (Lenguas y Literaturas penínsulares, iberoamericanas y extranjeras, Historia y Ciencias Sociales, Filosofía, Informática, Historia de las ciencias, etc.).

– Se realiza sobre escenarios digitales sugerentes para albergar espacios comunicativos y dejar jugar a la imaginación de los aprendices: “serious gamification” en un barco de pasajeros por mitad del Atlántico; una agencia de viajes que ofrece información sobre el regreso de muchos de ellas y ellos.

– Gracias a la inspiración de Nacho en “Redsidencia de Estudiantes” sabemos que los juegos de rol pueden propiciar la participación de los estudiantes investidos de las identidades que asumen y practican, a la vez que comprenden sus actos y sus obras.

– Lo hemos enriquecido con otros espacios comunicativos que permitan participar a alumnado y estudiantes de prácticamente cualquier nivel, en distinto grado de complejidad. Por supuesto, sería muy oportuno que la práctica de cada docente sugiriese alternativas durante su proceso de realización.

La experiencia del exilio ha marcado a centenares de artistas de la palabra, poetas, pensadores o periodistas en las lenguas iberoamericanas. No es un consuelo que se produjera a ambas orillas en distintas épocas. Pero significa mucho en la Historia, la sociedad y la literatura de todos esos países que compartimos la memoria cultural, las memorias, las culturas, e incluso la desmemoria.

El aprendizaje en las aulas de cualquier centro en América y la Península Ibérica no puede elegir la desmemoria sin perder la cultura. Al contrario, si contamos y cantamos lo que sabemos, la próxima generación aprenderá a navegar por esas u otras aguas, a evitar los monstruos devoradores de humanos, a cambiar de corazón para que las injusticias no amarguen la sangre ya suficientemente salada de los compañeros de viaje, a que no se derrame ni una gota en baldes sin fondo. Para nosotros, el Atlántico también se ha convertido en “Nuestro Océano”, como el Mare Nostrum de los latinos. No obstante, como el río de la vida, las aguas siempre cambian. 
Estamos inmersos en un océano-red de conexiones gracias a las TIC, al servicio de redes sociales de aprendices permanentes. Nos educamos abiertamente, cada vez con menos complejos y menos miedos.
No sé cómo no se hizo antes. Hemos intentado dar una primera forma al enorme potencial de memoria y creatividad que puede provocar entre docentes y aprendices desde las dos orillas, a cualquier edad. No se trata de abarcar todas las posibilidades en un aula, sino crear espacios que permanezcan abiertos indefinidamente, donde los aprendices puedan participar de distintas maneras e incluso crearlos ellas y ellos mismos.
Estoy seguro que tendrá un enorme impacto si lo vivimos como una oportunidad para la memoria, la creatividad, el pensamiento crítico, la colaboración entre culturas y materias distintas.
 
Os ruego que paséis el mensaje a quienes penséis (en cualquier materia) que podrían disfrutarlo desde el principio. No hay nada cerrado; cabe cualquier idea buena.
Espero que las TIC sigan sirviendo para vencer las distancias geográficas, la sensación de aislamiento o de exilio interior en situaciones poco proclives a la renovación de métodos y prácticas comunicativas. El fin primordial: que todo el grupo-aula participe del aprendizaje y que puedan ser agentes: mejores hablantes, escritores, escuchantes, recreadores, comentaristas, analistas, narradores, expositores, comunicadores, personas. 

Publicado por Joaquín J. Martínez Sánchez el enero 1, 2013 

Comentario por Manuel Jesús el enero 1, 2013 a las 1:26pm

Proyecto ambicioso,sí señor. Tango que asimilarlo y ver cómo puedo encajarlo en mis proyectos de 4º o de 2º de bachillerato. Puedo trabajarlo en el tercer trimestre cuando vea el franquismo. Me parce lo más adecuado. Cada alumno/a sería un/a exiliado/a y se crearía su perfil, contaría su experiencia y al ser 34 habría exiliados interiores y exteriores, que se mueren sin volver y que vuelven antes o después de la muerte del dictador,etc. etc. Seguimos proyectando….

Comentario por Joaquín J. Martínez Sánchez el enero 1, 2013 a las 4:21pm

Un abrazo, compañero. El viaje va a ser largo :))) Un gustazo compartirlo contigo.

Comentario por Jose Luis Redondo Prieto el enero 1, 2013 a las 10:10pm

Opino lo mismo que Manuel, podría trabajar con 4º de ESO en el tercer trimestre pero depende mucho del tipo de herramientas TIC que se utilicen porque en mi centro son muy escasas y con muy mala conexión.

Comentario por Jose Luis Redondo Prieto el enero 1, 2013 a las 10:10pm

De todos modos me parece que es un proyectazo. Enhorabuena.

Comentario por Joaquín J. Martínez Sánchez el enero 2, 2013 a las 12:00am

Hola José Luis. Si exploras el proyecto verás que puede adaptarse a la realidad de cada centro. No es un libro de texto con programación dictada, como los transgénicos 😀

Espero que los disfrutemos juntos.

Sobre las limitaciones que se están autoimponiendo algunos centros en el uso de las TIC, sería mejor que habláramos tranquilamente en un “open” (p.ej. el de Granada). Hay gato encerrado, me temo. A los niños que no tienen TIC en casa es a quienes más perjudica, claro está, aunque haya quien los utilice como pretexto para dar por enterrada la Escuela 2.0.

Soy de un barrio de calles sin asfaltar hace cuarenta años. La biblioteca más cercana, entonces, estaba en el centro de la ciudad. Lo demás, es la historia de nuestra democracia.

Comentario por Jose Luis Redondo Prieto el enero 2, 2013 a las 12:15pm

Bueno colaboraré como pueda, por lo menos alguna parte podré hacer.

Un saludo y gracias.

Comentario por José María Ruiz Palomo el enero 12, 2013 a las 1:58pm

Joaquín, acabo de enviar el proyecto a los miembros del ETCP de mi centro. Lo comenté en la reunión del viernes pasado y hay compañeros interesados. Si llegamos a algún puerto te mantengo informado. Reitero mi opinión sobre la propuesta: ¡es fantástica! Un abrazo.

Comentario por Joaquín J. Martínez Sánchez el enero 13, 2013 a las 10:14pm
Dos abrazos de vuelta 😉
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s