El barco del exilio en Pechakucha

El barco del exilio en Pechakucha from Exilio Regreso on Vimeo.

El Pechakucha es un género desafiante para el creador y muy atractivo para el público. Obliga a una concentración extrema de ideas en imágenes y conceptos. Supone un mayor esfuerzo, ingenio y dedicación que una mera presentación, una entrevista, un documento digital.
Nos va a servir para difundir el Barco del Exilio entre quienes todavía no lo conocen.
Así lo presentamos en Novadors 2013, su décima edición.

Comunicación en red

El Barco del Exilio es fruto de todas las variantes de la comunicación en red. Lo hemos hecho posible una multitud de participantes, en decenas de escenarios. El modelo de aprendiz exiliado no es un ejemplar único, sino que tiene muchos rostros: una identidad múltiple en contextos sociales diferentes. Comprende las emociones de los demás. Puede ayudar y ser ayudado.

Empatía con el exilio, en la base del aprendizaje

¿Quién de nosotras ha vivido el exilio? La democracia en España y en Latinoamérica ha dado lugar a una generación de regresados y otra de personas que han crecido en su patria. Pero las culturas hispánicas tienen una memoria milenaria de viajeros y supervivientes, a pesar de quienes los expulsaron. Los últimos exiliados españoles son los jóvenes quincemayistas que no se han resignado a un destino fatal.
El proyecto-Barco ha convertido en mirada reflexiva la memoria del dolor, el compromiso y el amor exiliado. El Barco es el ojo que mira a las generaciones futuras y la cámara o la pantalla que recupera la memoria de esa esperanza. La imagen en blanco y negro ha adquirido el color de un amanecer y se ha hecho interactiva, gracias a los escenarios digitales y los proyectos educativos.

Traspasar el Muro
Muchos docentes actuales eran niños o jóvenes cuando Pink Floyd publicó “The Wall”. Hemos soñado con una escuela sin muros o un aprendizaje fuera de los muros. El proyecto-Barco surge del agujero que han abierto las nuevas tecnologías y, sobre todo, de las posibilidades de comunicar con quienes están más allá: las redes sociales, los proyectos colaborativos, la educación expandida, los aprendizajes ubicuos.
Comenzó siendo un barquito en busca de nuevas orillas, en perpetuo movimiento o en revolución permanente… hacia los otros que eran nuestros parientes, nuestros semejantes, nuestros avatares, nosotros mismos en otras épocas, con emociones y pensamientos comprensibles, todos humanos, en fin.

El diseño de aprendizajes expandidos
Para expresar todo lo que no sabíamos o solo conocíamos de oídas nos han hecho falta treinta escenarios digitales y una decena de redes sociales. En ellos han cabido todos los géneros de comunicación imaginables: textos escritos, orales, icónicos, audiovisuales, multimodales, interactivos. La educación expandida no es un producto del azar, sino que puede ser fruto de un diseño abierto a lo inesperado.
El orden inmanente se encuentra en veinte proyectos de aprendizaje de educación formal, que abarcan lo inabarcable: desde la memoria de los exiliados hasta la actualidad de los migrantes. Pero habría sido imposible sobre un currículo tradicional de lecciones o unidades. Era imprescindible trabajar por medio de proyectos, cada uno según el perfil real de los aprendices, que se plantean problemas, conciben tareas, logran productos.
El propósito era, desde el principio, conectar las mentes y las interacciones de aprendices en el aula con usuarios de las redes sociales, todos ellos migrantes digitales, gracias al esfuerzo de un grupo de colaboradores. La participación comprometida de personas con un interés desinteresado y un servicio público es la mejor garantía de que la red sea segura, tanto en las formas cuanto en los contenidos.
La comunidad multiplicada en distintas plataformas da lugar a peculiares juegos de lenguaje. El Barco hace uso de roles ensayados por los social media, el transmedia o el MOOC: dinamizador, procurador de contenidos, facilitadores que ayudan e inician a otros, organizadores de proyectos, los aprendices visibles en cada uno de ellos, aprendices

Añadido por Joaquín J. Martínez Sánchez el agosto 20, 2013

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s